miércoles, 10 de noviembre de 2010

Análisis Copa América: Antes del Sorteo

  El 11 de noviembre la CONMEBOL realizará el sorteo del calendario para los juegos de la Copa América, campeonato que se disputará el próximo año en Argentina, del 3 al 24 de junio, y cuyo partido inaugural se lo realizará en el Estadio Único de la ciudad de la Plata, que tiene como característica ser el primer escenario en Sudamérica totalmente techado.

Esta será la edición número 43 que se jugará entre las selecciones que conforman la CONMEBOL y algunos invitados, de las cuales Argentina y Uruguay han ganado 14 campeonatos cada una, Brasil 8, Paraguay y Perú 2, Colombia y Bolivia 1, mientras que Chile, Ecuador y Venezuela todavía no han logrado quedarse con el título.



El torneo inicialmente se lo jugará en tres grupos, A, B y C, que serán encabezados por Argentina, Brasil y Uruguay, respectivamente, de los cuales saldrán los equipos que continuarán la disputa hasta el final del evento, en el que la selección verdeamarelo defenderá el título que logró en la edición anterior que se jugó en Venezuela en el 2007.

En esta ocasión, como invitados a participar en el torneo estarán México y Japón, equipo que por primera vez intervendrá en esta justa deportiva, en tanto que la selección azteca ya lo ha hecho en varias oportunidades.
Además de los equipos cabezas de serie, los grupos se conformarán de la siguiente manera: en el A, junto a Argentina intervendrán Paraguay, Venezuela y Ecuador; en el B, junto a Brasil estarán Chile, Venezuela y Japón; y finalmente el C, además de Uruguay, estará conformado por Colombia, Perú y México.
Teniendo por delante el objetivo de hacer un gran papel en el futuro, las distintas selecciones sudamericanas vienen cumpliendo una serie de compromisos, preparándose para su participación en este torneo, que bien puede considerárselo como el arranque para la eliminatoria del mundial de fútbol que se jugará en Brasil en el 2014.

Unas han tenido actuaciones mejores que otras, pero de aquí hasta junio todavía queda suficiente tiempo para armar las plantillas que los técnicos llevarán a la Argentina, especialmente aquellas que ya tienen al frente a sus estrategas titulares, caso distinto a lo que acontece con Bolivia que recién encargó su selección a un director titular, y el de Chile, donde hace pocos días Marcelo Bielsa renunció al equipo por el cambio de mando que se dará en enero del próximo año en la presidencia de la institución que dirige el fútbol mapochino.

Argentina: Por una sola causa
Venciendo la estrategia de Diego Maradona, que no solamente recurrió a la influencia política sino también al sentimentalismo para que nuevamente la selección fuera puesta en sus manos, Sergio Batista, contando con el respaldo de la dirigencia y de los jugadores, especialmente con el de Lionel Messi, fue nombrado entrenador titular del equipo argentino y ahora ya podrá trabajar con tranquilidad en la preparación del combinado albiceleste, no solamente para la Copa América sino también para la eliminatoria sudamericana que dará las plazas para el mundial del 2014.
Por fin se acabaron los rumores, los dimes y diretes y ahora sí todos tendrán que arrimar el hombro para que el equipo nacional trabaje en unidad por una sola causa: el título en el torneo en el que los gauchos serán los anfitriones, y posteriormente la clasificación para viajar a Brasil e ir en busca de un nuevo campeonato del mundo.
Una prueba de fuego constituirá para Batista el enfrentamiento que sostendrán Argentina y Brasil el 17 de noviembre en Doha, ahí podrá sacar conclusiones de cómo anda el equipo, al que a muchas de las figuras conocidas ya convocadas con anterioridad, ha sumado rostros nuevos que jugarán en busca de una titularidad.

No solo por ser la anfitriona sino también por la calidad de siempre que tienen sus jugadores, la selección Argentina desde ya despunta como una de las favoritas para ganar el torneo.

El patito feo
Tal como van las cosas en Bolivia desde ya se puede predecir que será el ‘patito feo’ entre las doce selecciones que disputarán la Copa América. Recién el viernes pasado se nombró un técnico titular, la tarea fue encomendada al argentino naturalizado boliviano Gustavo Quinteros, quien tiene una amplia trayectoria como futbolista en varios equipos del altiplano, así como en la dirección técnica de varios equipos, entre ellos Blooming, con el cual logró el título en el Campeonato Apertura 2005; Bolívar con el que asimismo ganó el Campeonato Apertura en el 2009, y Oriente Petrolero, al que dirige actualmente y que bajo su comando ganó la Copa de la Liga 2010.
Según indicó Quinteros, él continuará dirigiendo a Oriente Petrolero hasta el 28 de noviembre en que finaliza el actual Campeonato Clausura, y será desde entonces en que se dedicará a tiempo completo a trabajar con el equipo nacional boliviano.
El trabajo que tiene por delante Quinteros será muy duro; en los últimos compromisos cumplidos por la selección del altiplano, que estuvo dirigida interinamente por el técnico Eduardo Villegas, no consiguió buenos resultados, es más, fue derrotada en Santa Cruz de la Sierra .por Venezuela, que la goleó 3-1, continuando con la mala campaña que tuvo durante la eliminatoria sudamericana para el mundial del 2010.
Lo grave de todo es que mientras los dirigentes buscaron un técnico que se acomodara a su presupuesto, el tiempo pasó y el trabajo puede decirse que permaneció estancado, poniéndose en situación de desventaja respecto a los demás seleccionados, que hace rato ya dieron los primeros pasos para recorrer el camino hacia Argentina.
Es muy fácil suponer que un técnico que labora de manera interina no se siente con la suficiente confianza como para trabajar con un plan coordinado a futuro y a largo plazo, ni tampoco le permite contar con el decidido apoyo de clubes y jugadores, por lo que los resultados no serán de los mejores, a lo que hay que agregar que después de aquella encomiable actuación que tuvieron los bolivianos en la eliminatoria para el mundial de 1994, en la que tuvo una generación de excelentes futbolistas, con Marco Echeverry a la cabeza, no han vuelto a surgir jugadores de esa categoría, en la cantidad necesaria, y eso hace muy complicado armar un equipo con grandes posibilidades de éxito, lo cual queda demostrado con las pobres actuaciones cumplidas en las eliminatorias disputadas en este siglo, en las que Bolivia naufragó en los últimos lugares.

Brasil: A revalidar el título
Brasil acudirá a la Copa América a defender el título que conquistó en Venezuela, donde en la disputa final con Argentina se impuso por un marcador de 3-0, equipo que era el favorito en aquella ocasión. Como siempre, el Scratch es uno de los favoritos para ganar la Copa.
Bajo la mano del técnico Mano Menezes, luego de la salida de Dunga tras la actuación de Brasil en el mundial de Sudáfrica, el equipo ha tenido unas buenas jornadas, se han visto caras nuevas y sobre todo, la intención de recuperar el jogo bonito que tanto gusta al periodismo brasileño y a sus torcedores, algo que siempre fue la esencia del fútbol de los pentacampeones del mundo pero que en sus últimas actuaciones mundiales, especialmente bajo la égida de Dunga, brilló por su ausencia.
Hasta el momento la crítica ha sido benévola con el nuevo técnico, dándole la oportunidad de trabajar sin presiones, pero conforme transcurra el tiempo y si los resultados no se dan como se espera, entonces comenzará a caer sobre la cabeza de Menezes el hacha de la inconformidad y la dura crítica.
Al igual que ocurrirá con Batista, el enfrentamiento en Doha entre la albiceleste y la verdeamarelo constituirá para Menezes una dura prueba que será observada con mucha atención por todo el pueblo brasileño.

Chile: ¿Volver a empezar?
En Chile puede considerarse que las cosas volvieron prácticamente a ‘fojas cero’ tras la renuncia del argentino Marcelo Bielsa a la conducción del seleccionado de la estrella solitaria. La causa de su salida es conocida por todos, a partir de mediados de enero la Asociación Nacional de Fútbol Profesional tendrá un nuevo timonel, será el español Jorge Segovia, quien se impuso en las elecciones de la institución a Harld Mayne-Nicholls, que fuera el gestor de la llegada del estratega gaucho en el 2007.
Los resultados de la selección chilena bajo la conducción de Bielsa están a la vista, a los tiempos Chile volvió a tener protagonismo en una eliminatoria sudamericana, culminando su actuación en segundo lugar tras los pasos de Brasil, y en Sudáfrica tuvo una buena actuación, llegando a octavos de final. Con estos antecedentes, los chilenos apuntaban a que su equipo tendría muchas posibilidades en la Copa América, pero con la salida de Bielsa todo el proyecto se derrumba y deberán esperar a ver qué sucede con el nuevo técnico que se encargue del equipo.
Ya manifestó Segovia que se ha emprendido la búsqueda del nuevo estratega, pero como siempre, la tarea no será fácil, se deberá buscar alguien de buen nivel, de gran perfil y que conozca al fútbol de Chile, además para no perder el trabajo realizado, en lo posible deberá seguir los lineamientos del anterior técnico.

Hasta que se cumpla el plazo del contrato de Bielsa, éste continuará al frente de la selección, por lo que ya efectuó la convocatoria de 23 jugadores que militan en equipos del extranjero, para el compromiso del 17 de noviembre con Uruguay.

Colombia: Hay que mejorar
La campaña que viene desarrollando el equipo colombiano en las fechas FIFA es muy favorable, hasta el momento lleva dos juegos ganados, dos empatados y uno perdido, con lo que las esperanzas paisas de que en este nuevo ciclo a cargo de Hernán Gómez la selección pueda reeditar aquellas gloriosas actuaciones que la ubicaron en la mira del comentario mundial, son muy alentadoras, claro que en aquella época del combinado tenía jugadores de la talla de Valderrama, Álvarez, Asprilla y otros más, algo de lo cual carece la formación actual. Aquella era una selección que sabía defenderse pero que así mismo hacía goles.
La falta de efectividad ofensiva es una de las fallas que Gómez debe corregir en el equipo, para ello debe buscar con lupa jugadores que rindan como goleadores, no solamente en los torneos internos sino también en los compromisos internacionales. En los cinco partidos FIFA los cafeteros apenas han convertido cuatro goles, esto es menos de uno por juego y así no se llega a ninguna posición estelar.
Para su presentación en la Copa América la selección colombiana deberá corregir y superar sus fallas si quiere realizar un buen papel, por el momento al equipo no se lo ve como uno de los candidatos al título.

Ecuador: Probando jugadores
Tras asumir el técnico Reinaldo Rueda el mando del combinado ecuatoriano y aprovechando la oportunidad de poder convocar a los jugadores para las fechas FIFA, el estratega colombiano ha venido probando una serie de futbolistas, especialmente en el sector defensivo, tratando de encontrar los reemplazos para aquellos jugadores, que como el central Iván Hurtado, ya no irán más en la selección. Algunas caras nuevas han rendido pero otras no y ahí tiene Rueda un gran problema por resolver.
Por otra parte, el sector que en las dos últimas eliminatorias resultó ser el más fuerte, fue el mediocampo y para tranquilidad de los ecuatorianos, todavía hay cuerda para rato en quienes lo conforman, ahí no hay problemas, pero donde sí los hay es en la parte ofensiva, que también carece de un goleador contundente, todavía no ha surgido el reemplazo de su goleador Agustín Delgado y aunque Benítez marca goles en México, no rinde igual en su selección.
Hasta el momento Ecuador ganó un juego, empató uno y perdió dos, pero como se sabe, al estar en un período de transición no todo va a salir bien, es por ello que todavía no se cuestiona el rendimiento del equipo en esta etapa. De cara a la Copa América, si Rueda consigue ensamblar un buen equipo, Ecuador podría cumplir un buen papel, aunque no como para pensar en que peleará el título.

Paraguay: Es un equipo parejo
Teniendo como base el equipo que participó en el mundial de Sudáfrica, Paraguay espera con mucha confianza la realización de la Copa América 2011; el técnico Gerardo Martino conoce a sus futbolistas y estos lo conocen a él, lo que da una relación altamente positiva y productiva en cumplimiento de la estrategia que debe aplicarse en el campo de juego.
El equipo guaraní se presenta como uno de los posibles candidatos a llegar a la disputa final del título, todas sus líneas son consistentes y si logra un desempeño como el que tuvo en Sudáfrica, donde llegó a cuartos de final y se ubicó entre los ocho mejores equipos del torneo, entonces será un duro rival para cualquier selección y le peleará a Argentina y a Brasil la posesión del trofeo al ganador del campeonato.
Si bien la ausencia de Salvador Cabañas sigue pesando en la ofensiva paraguaya, Martino cuenta con jugadores que podrán tomarle la posta, entre ellos Roque Santa Cruz, Nelson Haedo, Oscar Cardozo, Rodolfo Gamarra, Edgar Benítez y el nacionalizado Lucas Barrios.
Otro jugador, que de ser nacionalizado podría integrar la selección paraguaya, pero en la portería, es Hilario Navarro, quien si no es convocado por Sergio Batista para defender al equipo argentino, podría nacionalizarse como paraguayo; hay un persistente rumor al respecto y como dice un refrán ‘cuando el río suena, piedras trae’, bien podría el excelente arquero de Independiente ir a tapar en la portería guaraní.

Perú: Por el cambio
Buscando dejar atrás el pasado y cambiar para el futuro, la dirigencia del fútbol peruano viene dando todo su apoyo al Sergio Markarián, el técnico del seleccionado del Rimac, quien además de convocar a jugadores que participan en el campeonato nacional, ya citó a varios de los que participan en equipos del extranjero para que sean parte de la nómina que enfrentará a Colombia el 17 de noviembre en Bogotá, aunque dejando a un lado a figuras como Jefferson Farfán, por motivos de indisciplina.
Desde que Markarián está al frente del seleccionado la campaña del equipo ha sido favorable, logrando tres victorias y una derrota, y aunque sus enfrentamientos amistosos no han sido ante equipos de gran nivel en el concierto mundial, sin embargo, sí han valido para recuperar anímicamente al combinado peruano, que en las dos últimas eliminatorias sudamericanas tuvo un papel nada decoroso.
Sin embargo, todo el trabajo que viene realizando Markarián puede irse al traste si en Perú continúan los problemas que afectan no solamente a la dirigencia sino también a los futbolistas, a los que se suman los financieros; todo esto hace pensar de que a pesar del esfuerzo que el uruguayo realice para conformar un equipo competitivo, éste quizás no rinda sus frutos al ciento por ciento y el próximo año, en la Copa América, la selección peruana vuelva a defraudar a su país.

Uruguay: A cumplir un buen papel
Debiendo cumplir un papel exitoso en la Copa América al haber sido considerado como cabeza de serie del Grupo C, Uruguay tiene un fuerte compromiso por delante y para enfrentarlo el técnico Oscar Washington Tabárez está trabajando duro para conformar un equipo que pueda cumplir a cabalidad.
Luego de una exitosa gira por el continente asiático, donde en la fecha FIFA anterior se impuso por goleadas a los equipos de Indonesia y China, ahora Uruguay se alista para enfrentar a Chile en una nueva jornada FIFA, compromiso en el que espera salir airoso, no solo por la forma en que viene jugando el equipo charrúa, sino también por el efecto que pueda tener en su rival la salida del técnico Marcelo Bielsa.
Luego de algunas semanas de suspenso previas a la renovación de su contrato, Tabárez tomó decididamente las riendas de la selección y para no hacerse mayores problemas y sabiendo que cuenta con un buen grupo de jugadores que están para rendir más de lo que hasta ahora han dado, llamó a los futbolistas que dirigió en Sudáfrica y con ellos retomó el trabajo preparatorio para la Copa América que se avecina, en la que seguramente los uruguayos tendrán un gran desempeño, quizás como aquel que tuvieron en el pasado en otras lides internacionales.

Venezuela: Continúa en alza
Para nadie es motivo de sorpresa la levantada que viene experimentando el fútbol venezolano a nivel de selecciones; comenzó con la mano de Richard Páez y a la salida de éste continuó con la de César Frías. En cada nueva competencia la vinotinto da mucho que hablar, tanto por el juego que presenta en la cancha como por los resultados que obtiene, ya dejó de ser un equipo al que todos ganaban fácilmente en el pasado, ahora, para derrotar a los llaneros sus rivales tienen que sudar mucho y jugar mejor.
Venezuela no se ha caracterizado por tener una generación de grandes jugadores, sus figuras han ido surgiendo esporádicamente, pero el mérito de quienes han dirigido a la selección ha consistido en saber ubicarlos y utilizarlos de la manera más favorable a los intereses de la selección.
Para el compromiso de la Copa América Farías contará con un equipo de jugadores de gran nivel, muchos de los cuales juegan en equipos extranjeros, donde se codean con figuras estelares del fútbol mundial a la vez que adquieren una gran experiencia, que luego la utilizan cuando son llamados a defender la camiseta de su selección.
Lo que puedan alcanzar los llaneros en el torneo que se jugará en Argentina es una incógnita, pero con seguridad cumplirán un buen papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario